top of page

El medio ambiente, el mejor aliado del deportista

Por: Jean-Paul Francis

Hacer ejercicio al aire libre reduce la sensación de fatiga, las zonas verdes ayudan al estímulo del Sistema Nervioso.

El hacer ejercicio es una actividad tan cotidiana como comer, dormir o incluso trabajar. Las personas luego de trabajar o incluso antes de esto, hacen ejercicio ya sea salir a caminar, a correr, hacer algún tipo de deporte.


Hoy en día es muy común ver a las personas en los alrededores de nuestras casas o edificios ejercitarse, aunque lo que muchos vemos, es que ellos tratan de mantenerse lo más cercano a una sombra o pasar cerca de un árbol para tomarse un descanso del sol, lo cual deja en evidencia que hacer ejercicio en plena calle no es lo mismo que hacerlo en un campo verde con árboles. Según un estudio de la Universidad de Cambridge, reporta que no es perjudicial hacer ejercicio en nuestro medio urbano, pero habría mejores efectos si los realizamos al aire libre. Las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), en el artículo N°22 dispone que “Cuando las leyes y reglamentos obliguen a exhibir carteles, avisos o anuncios en playas, balnearios y piscinas, relativos a su aptitud para el baño o la natación, o acerca de su estado de contaminación o condiciones de seguridad, deberá incluirse en aquéllos la siguiente advertencia: "La exposición prolongada a la radiación solar ultravioleta puede producir daños a la salud."”


La zona urbana siempre se ha caracterizado por ser una zona industrializada donde el medio ambiente se ha visto muy perjudicado y condicionado por la acción del ser humano. En este ambiente, el ruido, es el principal factor para desempeñar un buen rendimiento del atleta.

“Los altos sonidos también nos influyen ya que, con sonidos de grandes decibelios, se produce un aumento de los niveles de presión arterial y de frecuencia cardiaca que provoca que se llegue antes al estado de fatiga.”, asegura el diario Vitónica, por lo que un ambiente natural sería muy idóneo y evitar lugares con fuertes ruidos.

Al hacer ejercicios en una zona con árboles, ayuda a que haya más oxígeno en nuestros pulmones, podamos mantener un buen ritmo y no nos quedemos sin aire rápidamente. Una zona ideal sería un parque o campo. Otros de los beneficios físicos que nos daría el medio natural al ejercitarse es la obtención de la vitamina D.


31 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page